Louise-Michel: nadie quedará en pie

Louise-Michel es completamente diferente al resto de películas que pueden verse en el cine; es una película que se atreve a ir más allá de los límites que otras se imponen. De hecho, este film francés no tiene ningún reparo en caer, una y otra vez, en lo políticamente incorrecto, en la burla y la sátira más cruel, siempre al servicio de un poderoso humor negro.

Louise-Michel cuenta la historia de unas obreras que pierden su trabajo en la fábrica y deciden usar las indemnizaciones que reciben para liquidar al jefe de la empresa. El problema es que Louise, probablemente la obrera más incapacitada de todas, es la encargada de buscar a un asesino que se encargue del trabajo. Y el problema, todavía más grave, es que decide confiarle el asunto a Michel, un supuesto asesino profesional que, como vemos, es incapaz de matar a un perro.

Inicialmente la sobriedad de la película y su aire minimalista recuerda al cine del finlandés Aki Kaurismäki, a sus películas proletarias como Sombras en el paraiso o Ariel, e incluso a Contraté a un asesino a sueldo por la cercanía de su propuesta. Sin embargo, Louise-Michel se diferencia enseguida del cine de Kaurismäki y muestra un universo muy particular, tan único como el del finlandés.

Al final la película acaba siendo una sucesión de sketches que desarrollan la línea narrativa planteada al inicio.  En todo momento rebosa el componente cómico, ese humor tan políticamente incorrecto y cruel que es capaz de involucrar a enfermos terminales y a obreras analfabetas sin ningún miramiento. Y es que nadie sale ileso en la película: ni el movimiento obrero, ni los ecologistas, ni los empresarios… nadie.

Sin embargo, este planteamiento puede resultar un poco limitado; la película es la sátira, el humor del absurdo, y nada más. Los personajes son prácticamente caricaturas, a pesar de que a veces veamos en ellos algunas pinceladas de humanidad. Que la película guste o no, por tanto, acaba dependiendo de lo que el espectador disfrute con este tipo de humor. Probablemente pueda resultar una película de muy mal gusto para muchos, pero definitivamente no para mí.

Louise-Michel pasará muy desapercibida; su planteamiento y su escasa difusión atraerán sólo a una minoría. Si a alguien se ha interesado por la película al leer esto debería darse prisa en ir a verla, porque no durará mucho en cartelera. En Valencia sólo se exhibe en los UGC Ciné Cité e imagino que no estará teniendo mucho éxito; el lunes pasado no éramos ni diez en la sala.

Mención aparte merece la primera escena de la película, un supuesto flashforward en el que vemos a un trabajador de una funeraria meter la pata una vez tras otra durante una incineración con toda la familia y allegados presentes. No puedo evitar acordarme de la grandiosa escena del entierro de Laura Palmer en Twin Peaks. Creo que todas las escenas cómicas con ataúdes me recordarán siempre a Six Feet Under y a Twin Peaks.

Miguel Esteban Rebagliato

Anuncios

1 Response to “Louise-Michel: nadie quedará en pie”


  1. 1 Ana 4 noviembre, 2010 en 18:15

    ¡Qué buena pinta Miguel! Tomo nota y… gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas


A %d blogueros les gusta esto: