Efímera mitología

El martes pasado vi en el cine When you’re strange, el último documental de Jim Morrison y The Doors. Si bien no aporta nada que no se sepa, la forma de contar la historia resulta atractiva y ayuda a acercarnos a Jim Morrison aun más y ensalzar su mito. Os dejo con una columna de opinión que escribí ayer en uValencia, el portal de prácticas de la asignatura Periodismo Digital. Aunque hago referencias a la película, la columna no está centrada en ella, sino en cuestiones de actualidad. Aquí la tenéis.

Viendo ayer el nuevo documental de The DoorsWhen you’re strange, acabé reflexionando sobre los mitos en nuestra sociedad. Todos ya sabíamos que los sesenta estuvieron repletos de mitología y que Jim Morrison fue uno de sus héroes, pero, aun así, acercarse a un mito pretérito sigue siendo una actividad reconfortante. Y es que desde los orígenes de la humanidad, los mitos han servido para explicar el mundo, aunque últimamente da la sensación de que los mitos han desaparecido en nuestra sociedad. ¿Es que se ha frenado hoy en día la creación de nuevos mitos? ¿Acaso vivimos en una sociedad nihilista?

Actualmente tenemos una cultura y un sistema mediático que crea estrellas efímeras. Conociendo la fugacidad del estrellato, ya no nos atrevemos a hablar de mitología en nuestro tiempo. No obstante, si tuviera que proponer a alguien para cubrir esta vacante, para el relevo generacional de los viejos mitos, una de mis propuestas sería Julian Assange.

Sé que suena descabellado y soy consciente de la enorme distancia que hay entre Jim Morrison y Julian Assange, pero entre ellos hay más similitudes de las que parece. El líder de The Doors fue uno de los emblemas de la contracultura y el líder de Wikileaks está siendo uno de los estandartes de la contrainformación. Ambos encabezan movimientos contra lo establecido y por ello han sido considerados enemigos del poder y han sido perseguidos judicialmente.

Hablar así de Julian Assange es, sin duda, una sobrevaloración, pero ¿qué mito no lo es? Jim Morrison y Julian Assange han contribuido, en cierta medida, a cambiar la forma que tenemos de entender el mundo. Jim Morrison fue la parte mítica dentro de The Doors y no lo fue, por ejemplo, su guitarrista, compositor de algunas de las canciones más famosas del grupo. Del mismo modo, Julian Assange es solo la parte visible de un proceso, que, por supuesto, tiene sus olvidados. Puede ser injusto, pero, al fin y al cabo, la mitificación puede ser útil para publicitar una causa, una lucha tan interesante y necesaria como la que se está llevando a cabo por la transparencia política y la libertad de expresión.

Miguel Esteban Rebagliato
Anuncios

0 Responses to “Efímera mitología”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas


A %d blogueros les gusta esto: