El coche del amor, la importancia de un cerrojo y otras historias

Esta semana ya han vuelto regularmente mis tres comedias favoritas de la televisión: The Big Bang Theory, Modern Family y Cómo conocí a vuestra madre, y no tengo ningún reparo en decir que, en general, el descanso y la larga digestión del pavo de Acción de Gracias les ha sentado bien. Atención, puede haber algunos spoilers, así que, si no habéis visto el episodio de esta semana de alguna de las series, saltaos esa parte y seguid leyendo a continuación.

El episodio de The Big Bang Theory ha sido de los mejores episodios que he visto en la serie en mucho tiempo, algo comparable a lo que fue Blitzgiving con Jorge García (Lost) en Cómo conocí a vuestra madre, sobre el que ya escribí hace un tiempo. El episodio ha tenido todos los ingredientes que hacen de Big Bang la serie cómica que es. Y lo más excepcional es que ha sabido combinar todo en su justa medida, otorgando a todos los personajes el mismo protagonismo y consiguiendo así un perfecto equilibrio.

A lo largo de seis grandes secuencias (el Cheesecake Factory con Penny, la preparación del viaje, el trayecto, la noche en el hotel, la conferencia y el viaje de vuelta) el episodio ha creado chistes y guiños a todos los elementos cómicos habituales en la serie: la obsesión de Sheldon por controlar todo y su ingenuidad en los temas más banales (¿Cómo puede no saber si están practicando el coito o no?), la obsesión de Leonard con Penny, la aproximación de ésta al mundo friki, los complejos sexuales de Howard, la afición de Raj por las pelis sensiblonas y su incapacidad para hablar delante de mujeres (buen momento cuando Leonard llama por teléfono a Bernadette: “Quiere que te diga que cuando Howard dice ‘siesta’, quiere decir ‘sexo'”)… Me gusta el personaje de Bernadette, discreta pero siempre efectiva y, respecto a Amy Farrah Fowler, me asusté en cuanto la vi, pero al final no resultó ser tan terrible. Grandioso episodio.

El episodio de Modern Family también ha sido muy bueno, aunque ha habido otros mejores durante esta segunda temporada, como el del cumpleaños de Manny. Como viene siendo habitual en la serie, ha habido tres tramas diferentes en el episodio, una por familia, y algunas de ellas han acabado confluyendo, en este caso la de Gloria y Jay con la de Phil y Claire.

La trama de Cam y Michel ha sido divertida, y también la de Gloria y Jay, por la confusión creada y los dobles sentidos, pero, sin duda, la mejor ha sido la de Phil y Claire. ¿Acaso hay algo universalmente más traumático para la infancia de un niño que pillar a sus padres teniendo relaciones sexuales? Puede ser traumático, pero las situaciones que se desencadenan a partir de ahí pueden ser muy cómicas también. Y la comicidad aumenta si se trata con la irresponsabilidad de estos padres, con una madre obsesionada y un padre desentendido. Divertido episodio.

En el caso de Cómo conocí a vuestra madre no comparto el entusiasmo. A la serie no le sienta nada bien el drama. Se nota que han intentado hacer avanzar la trama, continuándola desde donde se quedó en el episodio anterior, pero con el tiempo he llegado a valorar más los episodios autoconclusivos de esta habitualmente divertida serie. Igual que a Marshall durante el episodio, las bromas y los momentos cómicos de Last words no me han hecho gracia, exceptuando el bolso sin fondo de Robin, complemento ideal para un funeral.

Al final las últimas palabras del padre de Marshall me acaban dando igual. No me gustan los episodios de Cómo conocí a vuestra madre que terminan con una canción al final, como intentando sacar una moraleja, como intentando dar lecciones de vida. Fallido episodio.

Anuncios

2 Responses to “El coche del amor, la importancia de un cerrojo y otras historias”


  1. 1 Patricia Herrero 23 enero, 2011 en 0:01

    Sí, realmente este ha sido uno de los mejores capítulos de la temporada. ¿Comparable al Blitzgiving en el sentido en que lo tienes que ver más de una vez? 😛

    En cuanto a Modern Family, no sé qué fue peor el remedio o la enfermedad. Creo que ahora lo pasarán peor oyendo el pestillo, mejor hubiera sido llamar antes de entrar, como sugiere Phil en su intento de chiste, jaja. Buen capítulo, en su línea.

    Finalmente, HIMYM no me acabó de convencer esta semana. Se ha tornado demasiado dramático, algo que “no le pega”. Me parecen mucho mejores los capítulos de humor, en los que Barney se saca un par de enrevesadas teorías de la manga, los disfruto más. Por cierto, ¿es cosa mía o hace tiempo que no hay capítulos de este estilo? Últimamente lo están centrando más en Lili y Marshall intentando tener un bebé, en la relación de Zoey-Ted-Capitán y ese tipo de cosas… Realmente no estoy muy segura porque con el parón navideño no recuerdo exactamente qué paso en los capítulos anteriores, a parte de *spoiler* la muerte del padre de Marshall…

    Me quedo con Big Bang, lo mejor de la semana 😀

  2. 2 Miguel Esteban Rebagliato 23 enero, 2011 en 0:31

    No, creo que están teniendo buenos episodios en HIMYM. Recuerdo que con Blitzgiving encadenaron tres episodios muy buenos. Lo mejor es cuando encuentran el equilibrio entre historia y episodio cómico.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas


A %d blogueros les gusta esto: