Una película hueca

La lucha entre el bien y el mal es algo que en el cine ya tenemos muy visto a estas alturas. De hecho, hemos llegado a un punto en el que las fronteras exteriores entre lo bueno y lo malo muchas veces desaparecen y el eterno conflicto maniqueo se traslada al interior de los personajes. Cisne negro nos muestra precisamente esto, una historia ya mil veces contada, pero con un nuevo envoltorio preparado para la ocasión.

No tengo ningún interés particular por el mundo del ballet, pero me acerco a la película atraído por la evolución del personaje protagonista, su corrupción moral, su deterioro. El resultado me defrauda. No es que Cisne negro sea predecible, es que todo el acontecer de la historia ya se revela en las primeras escenas del metraje. La trama de la película no es más que la adaptación del argumento de El lago de los cisnes a la vida de la bailarina que interpreta el papel principal de la obra.

Por suerte, la psicología del personaje, mi mayor interés ante Cisne negro, cobra todo el protagonismo en la historia. La percepción psicológica se mezcla en la pantalla con la percepción sensorial del personaje, de forma que nosotros, los espectadores, asistimos a un desfile de imágenes que nos llevan directamente dentro de la piel y la mente de la protagonista. Resulta, en mi opinión, muy acertada la decisión de terminar por borrar todas las barreras entre ambas percepciones, de no revelar el artificio, de crear un único punto de vista subjetivo, pues el cine, al fin y al cabo, es eso, una historia contada desde una única perspectiva, se haga explícita o implícitamente.

Sin embargo, parece ser que el principal objetivo de Cisne negro acaba siendo el impacto visual en el espectador. Asistimos a la destrucción del mundo interior de una bailarina obsesionada y arribista, y la fuerza de las imágenes va creciendo hasta desembocar en un poderoso acto final. Y en el centro de todo este impacto visual está la magnífica interpretación de Natalie Portman, verdadero motor de la película. El problema es que visualmente me cautiva, pero, como también me pasó con Réquiem por un sueño, la película más famosa del director, la historia no me convence. Me da la sensación de que detrás de tanto impacto visual apenas hay nada. La película está hueca, demasiado vacía para lo que podría haber sido.

 

 

Ante todo, parece que Cisne negro quiere ser perturbadora. Veo a muchas personas aguantar en tensión desde sus butacas, sufrir los pormenores de la historia. Yo permanezco inalterable. Perturbadoras me parecen las películas de David Lynch o Michael Haneke, esos universos fílmicos construidos desde lo complejo y lo irracional, pero no me lo parece, desde luego, una película como Cisne negro, en la que toda imagen responde a ideas subyacentes tan simples y limitadas. Será mi insensibilidad, o serán mis gustos cinematográficos, pero Cisne negro no consigue sorprenderme.

Miguel Esteban Rebagliato
Anuncios

1 Response to “Una película hueca”


  1. 1 Pam 21 febrero, 2011 en 9:41

    Es que si introdujera en una película tan “piruetista” un argumento que también fuese enrevesado, al final la gente acabaría enterándose de nada. Ejemplo del fracaso de esta idea es (en mi humilde opinión) Mr. Nobody, que confunde más que entretiene.

    A Aronofsky le interesa ganar premios y reconocimiento mundial. Es la evolución que estamos viendo en su filmografía, aunque siga manteniendo su estilo… a mí personalmente me gustó mucho esta película y ya hice una especie de crítica en su momento. ¡Bravo por los editores, fotografía y caracterización!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas


A %d blogueros les gusta esto: