Posts Tagged 'Álex de la Iglesia'

La perversión del payaso

Quiero escribir sobre Balada triste de trompeta, la última película de Alex de la Iglesia, pero me cuesta encontrar las palabras adecuadas. Después de casi dos horas de película, sales del cine con una sensación extraña, esa sensación que te dejan las películas extremas, las que no tienen ningún reparo en traspasar los límites, una y otra vez. La sensación, aunque bastante diferente, me recuerda un poco a la que me dejó Anticristo, la insana y última película de Lars von Trier. Balada triste de trompeta es, sin ninguna duda, atrevida, una historia de amor perversa.

Pero la película también es, en todo momento, ambivalente e innecesariamente violenta. A veces cae en lo deliberadamente cutre y grotesco, mientras que otras veces alcanza la genialidad. Sin embargo, esta dualidad no hace más que acentuar su extremismo y, sobre todo, es capaz de ofrecernos algo que no hemos visto antes. Novedosa, sin duda, pero demasiado esperpéntica para mi gusto.

Ante todo, Balada triste de trompeta es una película española, sin ningún matiz despectivo en ello. Alex de la Iglesia saca a relucir la España sórdida del franquismo, Raphael mediante. Lo que ocurre es que esta sordidez le salpica e impregna la película de ese tono cutre que en muchos momentos tiene. Es grandiosa, sin embargo, la escena final, parodia-homenaje de Con la muerte en los talones, en la que Alex de la Iglesia cambia las estatuas de los presidentes por la gran cruz de El Valle de los Caídos.

También es muy interesante el tratamiento que la película hace de la memoria histórica. Balada triste de trompeta, como ya hizo Malditos bastardos, juega a incluir acontecimientos históricos precisos y alterarlos, por ejemplo situando payasos en el atentado de Carrero Blanco (¿Y vosotros de qué circo sois?, pregunta el protagonista a los etarras).

Balada triste de trompeta es una película muy irregular, muy lejos, por supuesto, de ser la película perfecta. No obstante, Alex de la Iglesia, como un equilibrista, camina todo el metraje en la cuerda floja y al final inexplicablemente consigue mantener el equilibrio. Ante películas tan poco habituales como ésta, no se trata de decidir si lo que hemos visto es bueno o malo; yo no sabría decirlo. Creo que, si tuviera que decantarme por una sola palabra para explicar Balada triste de trompeta, elegiría la palabra bizarra, una palabra lo suficientemente rara como para definir esta película.

Miguel Esteban Rebagliato


Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas