Posts Tagged 'Breaking Bad'

Más series para tiempos navideños

Ya está lista la segunda parte del vídeo navideño del blog, un vídeo en el que, como ya expliqué la semana pasada, cedo la palabra a varias personas para que presenten y recomienden algunas de sus series favoritas.

Si el vídeo de la semana pasada estaba más centrado en mi ámbito familiar, en éste los protagonistas son algunos compañeros de clase de Comunicación Audiovisual y Periodismo. No he podido resistirme a aparecer yo también y hablar de Twin Peaks, una serie poco conocida por los de mi generación, o al menos no tan extendida como el resto de series.

(Por problemas de derechos con los créditos de las series, hay que ir a Youtube para ver el vídeo. Dándole a reproducir aparece el enlace)

 

Y con esto, estrenadas quedan las dos partes del primer vídeo de El caos reina. ¿Qué os parece? ¿Queréis recomendar alguna otra serie?

No he querido hacer, ni mucho menos, un recorrido exhaustivo por las mejores series de la televisión, porque me he dejado grandes títulos como Dexter, The Wire y Los Soprano, pero sí aparecen en el vídeo algunas de mis series favoritas, como Mad Men, Breaking Bad y PerdidosMuchísimas gracias a todos los que habéis participado, tanto en este vídeo como en el otro.

Miguel Esteban Rebagliato
Anuncios

La historia de un hombre cualquiera

Todo el asunto de los controladores aéreos de estos días me está recordando mucho a Breaking Bad. La serie ya nos dejó bien claro que no hay que molestar a estos seres que tantas horas pasan en lo alto de sus torres. No voy a ser explícito para no desvelar nada a futuros aficionados a la serie, pero quien la haya visto sabrá, sin ninguna duda, a qué me refiero. Por si acaso, esta foto aclarará posibles fallos de memoria.

Si recordamos bien, éste fue uno de los sucesos que ayudaron a construir  la identidad de Heisenberg, otro de los grandes monstruos de la ficción televisiva. Y al mismo tiempo desencadenó al principio de la tercera temporada una serie de consecuencias dignas de la más grande de las tragedias clásicas. Cuando terminó la temporada ya teníamos a un Heisengerg consolidado, al que vimos capaz de todo en ese genial episodio final que fue “Full Measures”.

Todo parece indicar que tendremos que esperar a verano para ver cómo continúa la serie tras ese intenso cliffhanger con el que acabó, tan similar al que utilizó True Blood en su episodio final y al mismo tiempo, sin embargo, tan superior al de la serie de los vampiros (y hombres lobo, ménades, terántropos, hadas…).

Hay quien me dijo que dejó de ver Breaking Bad porque Walter White le daba pena, pero Breaking Bad no es, en absoluto, una serie sobre el cáncer; la enfermedad es sólo un punto de partida. Breaking Bad es, ante todo, una serie sobre un hombre cualquiera que decide tomar el control de su vida y acaba sacando lo más oscuro de su persona. Heisenberg está aquí.

Miguel Esteban Rebagliato

Un mal despertar

Un mal día lo tiene cualquiera, pero probablemente nadie tenga ni de lejos uno tan malo como el de Rick Grimes en el primer episodio de The Walking Dead. Ayer empecé a ver, con bastantes días de retraso, la nueva producción de la AMC, y no es que sea un aficionado del cine de zombies, ni tenga especial interés por estas bellas criaturas, pero el primer episodio me dejó con muy buena impresión.

Sin duda, lo que más me gustó fue esa grandiosa elipsis temporal de la primera parte del episodio. Rick Grimes (Andrew Lincoln), el protagonista de The Walking Dead, es ingresado en el hospital por una herida de bala y, cuando despierta, toda la ciudad está llena de zombies. Es una manera muy directa de introducir la trama, un mecanismo muy elegante para hacer que vayamos descubriendo, al mismo tiempo que el protagonista, la situación en la que el mundo se ha quedado.

Pero el espectador sabe de sobra que va a ver una serie de zombies y The Walking Dead juega con esto, poniendo como primera escena un flashforward en el que el protagonista acaba matando a una niña zombie. Breaking Bad, la gran serie de la AMC junto con Mad Men, también empezaba con un flashforward, pero en ese caso el futuro de nuestro amigo Walter White, en calzoncillos en medio del desierto, era casi más negro que el de Rick Grimes.

Casi todo lo demás de este primer episodio de The Walking Dead se reduce a ver a unos cuantos personajes deambular, intentar sobrevivir y matar a unos cuantos zombies. Al protagonista le entra un extraño sentido del deber y se viste con su uniforme de ayudante de sheriff, sombrero incluido. Por suerte parece que la serie se centrará en los personajes, en la supervivencia en condiciones de vida extremas, un enfoque muy interesante que ha dado muy buenos resultados en series como Perdidos. Al menos ése nos dijeron que sería el enfoque cuando nos hablaron de la serie en el taller de Producción original internacional del Festival de Series. Quien haya visto ya el segundo episodio probablemente lo sabrá.

Las últimas escenas en la ciudad de Atlanta son espectaculares, con el protagonista huyendo a caballo de una gran multitud de zombies. Ante esta situación, Rick Grimes no puede escapar y está a punto de abandonar y suicidarse.

Y es que parece que a los guionistas de las series les guste jugar con la idea de matar al protagonista en el primer episodio. Si recordamos bien, en el piloto de Breaking Bad Walter estaba a punto de suicidarse por pura desesperación. También los creadores de Perdidos comentaron en alguna entrevista que inicialmente pretendían que Jack Shephard muriera en los primeros episodios de la serie. Parece que les gusta tantear esta posibilidad, la de la serie que se niega a sí misma. Esto muestra la fragilidad de una serie, que puede ser cancelada a los pocos episodios, o que no existiría como tal si el protagonista muriera en el primer episodio.

Pero al final Rick Grimes consigue salvarse (“Hey you, dumbass. You in the tank. Cozy in there?”). La única víctima es el caballo, al que Rick había prometido que encontraría más caballos amigos en Atlanta y que, sin embargo, acaba siendo devorado por los zombies. Cierra el episodio un plano cenital que se va alejando poco a poco del cadáver del caballo, al más puro estilo de True Blood, cuando al final del segundo episodio de la segunda temporada Eric y compañía se lanzan sobre su presa. Aunque los vampiros tienen mucho más estilo que los zombies.

Las referencias siempre están presentes implícitamente. Probablemente quien haya comentado The Walking Dead habrá comparado la serie con las películas más famosas de zombies, pero yo no conozco el género, no puedo hacer esto. Si alguien quiere sacarme de mi ignorancia, que me recomiende películas de zombies.

Miguel Esteban Rebagliato

Festival de Series: Autopromos-Marketing (Jornadas universitarias)

Ayer por la mañana los directores de marketing y On Air de varios canales de Digital + acudieron a la Universidad Complutense de Madrid para dar una charla sobre promoción de series. Durante aproximadamente tres horas, los responsables de SyFy, Paramount Comedy, FOX, TNT, Cosmopolitan, AXN y Canal + contaron casos y estrategias de promoción de series como Caprica, Breaking Bad, Flashforward y The Pacific.

En primer lugar, la persona enviada de SyFy contó la campaña que el canal hizo para el lanzamiento de Caprica, que también aprovechó para introducir el cambio del nombre del canal y del logo. El principal acto de promoción que se hizo fue el preestreno del episodio piloto en una sala de cine. Dado que la mayoría de los usuarios de Internet ya se habrían descargado el episodio y ya lo habrían visto, trajeron a los protagonistas de la serie, el creador Ronald D. Moore y la actriz Alessandra Torresani. La iniciativa tuvo una gran acogida, tanto por parte de Internet como por parte de la prensa. Para generar el ruido que consiguieron habrían tenido que gastar 300.000 euros si no lo hubieran hecho de esta forma.

El encargado de On Air de Universal, compañía a la que pertenece el canal, explicó que traer a los actores al país permite tener promociones más especializadas, del mismo modo que incluir en las promos entrevistas al creador hace que la información sea más interesante para el espectador.

A continuación, el jefe de On Air de Paramount Comedy y la jefa del departamento de marketing han mostrado el proceso habitual que tienen para promocionar sus series, aunque han advertido que su canal tiene un porcentaje menor de series norteamericanas que el resto. El marketing de la comedia suele ser diferente al de otros géneros y, ya que el peso está fundamentalmente en los guiones, suelen mostrar extractos de los episodios para hacer ver al espectador que es una serie divertida. En el caso de encontrarse ante dramamedias, optan por ser más explicativos, como en el caso de United States of Tara, en el que decidieron explicar quién era el personaje de Tara. Otras opciones son doblar promos norteamericanas y emitirlas, cuando no se tiene mucho material, o, en el caso de que la serie lleve mucho tiempo en el canal, hacer ciertas bromas sobre ella o sobre cómo se cuenta.

En cambio, en Paramount se encontraron con un problema a la hora de hacer una promo para Breaking Bad; no sabían qué hacer para promocionar una mezcla de droga, drama y comedia. En primer lugar, intentaron mostrarla renunciando al prototipo de promo de su canal, optando por una solución más dramática. En la segunda temporada, decidieron presentarla con un tono más cómico, propio de Paramount Comedy. Ya en la última temporada, asumiendo que no era una serie para un público mayoritario, hicieron unas promos dirigidas a los fans, centrándose en temas controvertidos como la religión y las drogas. También, hicieron una merienda con bloggers, les regalaron merchandising y recibieron opiniones. Breaking Bad se ha convertido en una serie de culto, con muy buena prensa, pero con no mucha audiencia. No obstante, esto le da buena imagen a Paramount Comedy.

La siguiente intervención fue la del director de marketing de FOX, que se centró en el lanzamiento de su nuevo canal, FOX Crime. Se promociona aprovechando la reputación que ya tiene FOX; a su sello se le añade un nuevo contenido temático, el crimen. El canal se lanza en marzo y se hace una promoción más informativa, que tiene como principal reclamo los estrenos en primicia de la nueva temporada de Dexter y de Sons of Anarchy. Sin embargo, la campaña de verano es diferente, pues se hace publicidad en la Tomatina, “la guerra más sangrienta del año”, así como en playas y otros sitios de vacaciones. Mientras que la primera promoción es “Descubre un nuevo canal”, en verano encontramos otro tipo de publicidad, como la de la imagen.

La directora de marketing de TNT explicó que en todas sus comunicaciones intentan reflejar los valores del canal. Así, siempre utilizan la tipografía de TNT para el titulo de la serie y muestran a gran tamaño el logo del canal. Como novedad, se refirió a una campaña que se hizo de Crónicas vampíricas. El canal se asoció con la campaña de Cruz Roja para donar sangre, de manera que, al juntar esfuerzos, consiguieron un mayor alcance.

Por su parte, el director de marketing y On Air de Cosmopolitan se refirió al caso de la promoción de Cougar Town. Puesto que se trata de un canal principalmente dirigido a un público femenino, se optó por introducir una estética rosa. Se hizo una campaña convencional con anuncios en marquesinas en Madrid y en la web de la revista Cosmopolitan. También hicieron una presentación de prensa en la que todo fue de color rosa, incluso el traje de los camareros.

Sin embargo, lo que les dio mucha notoriedad fue un acuerdo al que llegaron con el portal de citas Meetic para hacer un estudio de los hábitos de las mujeres. Después de que en una semana aproximadamente 1000 mujeres rellenaran una encuesta, hicieron una nota  de prensa con los resultados del estudio y los medios empezaron a hacer eco. Como consecuencia, en diversas revistas se empezó a hablar de mujeres de 40 años y se estableció el término mujer cougar. Consiguieron aumentar la audiencia, por lo que el resultado de la campaña fue positivo, pese al poco presupuesto que tuvieron.

En el turno de AXN, su director de marketing y responsable de autopromos habló del caso de Flashforward, una serie con la que consiguieron crear mucha expectación antes de su emisión. El caso fue bastante particular, porque se emitió solo 11 días después que en EE. UU. y solo 3 días antes de que Cuatro la emitiera en abierto. Las primeras promos se hicieron sin nada de material de la serie, por lo que se compró material de un banco de imágenes. Para la promo de lanzamiento sólo tuvieron un tráiler de 2 minutos en inglés, que emitieron doblado.

La gran expectación por la serie se generó mediante anuncios autobuses urbanos en Madrid y Barcelona, Internet, un preestreno en cines y otros medios. ABC les pidió que hicieran promos episódicas y ellos las usaron para resaltar que iban por delante de Cuatro en las emisiones. En muchas ocasiones cambiaron las promos que la ABC enviaba, o bien porque no tenían el material doblado todavía o bien porque las hacían según la imagen que el canal quería dar, enfocado a la acción.

El 7 de diciembre hicieron un parón en la emisión y la serie no volvió hasta 4 meses después. En el mercado estadounidense es típico que se dé un parón a partir de Acción de Gracias y las emisiones se reanuden en enero, explicó, pero esto no funciona bien en el mercado español. Además, en este caso se alargó porque la ABC no estaba convencida de cómo funcionaba la serie, puesto que frecuentemente presentaba episodios muy flojos con grandes giros al final.

AXN se apoyó en la web para informar sobre el parón y en ella crearon una línea de tiempo que mostraba la promo de cada episodio y su sinopsis. En el canal se emitieron promos  en las que los actores de la serie anunciaban el regreso y se hizo un maratón antes de la reanudación. Asimismo, crearon una aplicación en Facebook en la que el usuario podía tener su propio Flashforward, y les dio muy buenos resultados. Las audiencias fueron espectaculares en AXN, excepto en las emisiones inmediatas a la reanudación, pero la serie fue cancelada a causa de las bajas audiencias en EE. UU.

Por último, la coordinadora de estrategia de comunicación de Canal + y el director de comunicación se centraron en la campaña de The Pacific, contenido estrella del canal en 2010. Explicaron que, desde que se compra una serie, tienen que analizar los puntos fuertes, ver las campañas americanas y, a partir de esto, elaborar el posicionamiento que van a utilizar. Decidieron basar la estrategia de comunicación en el punto de vista personal de la historia y la dimensión del proyecto, es decir, el estreno simultáneo con EE. UU. y los nombres detrás del proyecto. Decidieron anunciarla como “la serie del año”.

Una vez en antena, se emitió Hermanos de sangre antes de cada episodio y un prólogo de veteranos de guerra contando durante dos minutos sus experiencias. El estreno simultáneo conllevó ciertas dificultades, pero no tuvo parones como en el caso de Flashforward, porque The Pacific fue una miniserie de 10 episodios.

Tras las intervenciones de todos, se inició un turno de preguntas del público. Alrededor de las tres y media concluyó la charla.

Miguel Esteban Rebagliato

Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas