Cazador blanco, corazón negro

Hoy vamos con la película Cazador blanco, corazón negro, de Clint Eastwood. Esta película narra los acontecimientos de la grabación del film La reina de África. Con la excusa de ir a África a grabar planos de paisajes para la película, descubrimos el personaje de Clint Eastwood, un director excéntrico y algo obsesionado con el continente negro, cuya mayor ambición es cazar un elefante. En este film Clint Eastwood interpreta a un personaje con carisma, con demasiada personalidad para algunos, como le ocurre a su productor, que pone el dinero pero las cosas nunca se hacen como él quiere.

En esta película, ya en el continente africano vemos claramente las distinciones entre razas. La película lo muestra con una escena que retrata la poca ética que hay en las diferencias de tratar a negros y a blancos. En esta escena el protagonista se enzarza con un hombre por haberle quitado la dignidad a un empleado del hotel de raza negra. Es una de las escenas que más me gustan de la película, porque en estos minutos de cinta se representa perfectamente el carisma de John Wilson (Clint Easwood), un tipo borracho pero con principios, algo descuidado y al que no le importa demasiado su vida.

Como decía antes, durante cada escapada en la que van a capturar imágenes para la película, él solo piensa en el elefante, en cazarlo montando partidas de caza con el dinero de la productora. Pero el personaje es mucho más que eso, te hace sentir lo obsesionado que está, su capacidad de convencimiento sobre los compañeros de viaje para todo ese tinglado del safari.

Aunque esta película no es de las que más aconsejan ver, me parece que es de las que más deberíais ver: por ese guión sobre la obsesión, por ese personaje al que no le importan las personas, el dinero ni nada, pero que, a pesar de todo, tiene unos principios morales increíbles. Y resulta interesante saber que el autor de esta maravilla se inspiró en el rodaje de La reina de África para hacer esta película. Al fin y al cabo, la película de Clint Eastwood te enseña ese mundo de África donde las diferencias raciales existen; te muestra cómo vive un blanco cuando va allí y cómo viven los negros que residen en ese lugar. Por todo eso, es un película que deberíais ver.

Rubén Gaitán

 

Anuncios

Reservoir dogs, la segunda película de Tarantino

Reservoir Dogs para muchos es la primera película de Quentin Tarantino, pero no es así. Su primera película fue El cumpleaños de mi mejor amigo. No todo el mundo cuenta con ella, ya que, cuando ya estaba rodada, el edificio donde se guardada empezó a arder y sólo se salvaron 35 de los 60 minutos de la película.

Después de esta aclaración, vamos con la que es para mí la tercera mejor película de Tarantino: Reseirvoir Dogs.

El otro día iba andando con mi novia, entramos a una tienda y tenían esta película rebajada. Hacía mucho tiempo que no la veía y la compre,  ya que me encanta tener originales las películas que me gustan. Después de eso me dispuse a verla. No me acordaba de las largas y buenas conversaciones de esta película; me pasé un rato muy entretenido, a pesar de la lentitud de la trama algunas veces y la escasez de efectos especiales.

La cinta simplemente narra un robo a una empresa de diamantes. Hay un chivatazo y ahí está toda la policía; después van ocurriendo varios sucesos, algunos se presentan en el lugar acordado, otros no; hay sospechas de soplos, gente sangrando, torturas…

En mi opinión, es un largometraje muy trabajado, intelectualmente hablando, porque es una película muy barata, con poca inversión económica, pero esplendida en guión, dirección, trama y fotografía. No os esperéis grandes tiroteos, ni unos efectos especiales espectaculares, porque no hay nada de eso; es una película inteligente, de muy buen guión, de angustia y suspense.

Rubén Gaitán

Clint Eastwood, el gran torino del cine

Hoy vamos a hablar del gran torino del cine: Clint Eastwood. Es actor, director, compositor y productor. Algunos datos biográficos: nació en San Francisco (California), tiene ocho hijos y tiene 80 años. En las próximas entradas escribiré sobre varias de sus películas como director, las que para mí son sus mejores obras. Hoy vamos a hablar de el largometraje El sargento de hierro.

Para mí es una de sus películas más entretenidas y divertidas. Él es un veterano de Vietnam que dejó a su mujer por su obsesión con el ejército. El personaje es un hombre duro, muy duro, que se está metiendo siempre en broncas, ya sea en bares, borracho, o con sus superiores. Lo único que tiene que hacer es cumplir una última mision para jubilarse: instruir a unos novatos.

En esta cinta el guíon es a veces escaso, pero tiene una acidez e imaginación increíble. Es una historia cómica muy bien contada, que sabe ponerte los pelos de punta en algunas partes. Sabe dónde y cuándo meter ese diálogo, ese sentimiento de angustia y rabia,  típico de Clint Eastwood.

Los novatos están muy bien definidos, cada uno con una característica diferente, y el rasgo de cada uno está muy bien logrado (rockero, chulo, bestia…). Tanto antes de que Tom (Clint Easwood) llegue a adiestrarlos, como después de que haya hecho su labor, siempre hay un punto en común entre los novatos. Primero es la unión para cubrirse y escaquearse, y despúes para ayudarse unos a otros.

 

 

Por otra parte, es una película seria, ya que hay bastantes momentos de tensión, que el director sabe plasmar muy bien, ya sea con sus escenas de acción o simplemente con la cara de angustia de algún personaje.

En mi opinión, es una película muy entretenida, en la que Clint Eastwood hace del más duro de los sargentos, pero también es, al mismo tiempo, el más humano de todos. Una cinta muy recomendable; entretenida y muy trabajada.

Rubén Gaitán

 


Autor

Miguel Esteban Rebagliato

Archivo

Categorías

Cine Series

Sigue este blog

Como otros escribieron…

Coberturas